#titoyglosecasan – Nuestra Boda (II)

¡Hola chic@s!

¿Cómo estáis? ¡Espero que super bien! Nosotros en poco más de 24 horas estaremos cogiendo, al fin, nuestro avión destino a Nueva Zelanda para disfrutar de la merecidisima y tan esperada luna de miel. Nos vamos 4 semanas y no se que tipo de conexión a internet vamos a tener durante todo ese tiempo, así que creo que voy a tener que hacer un descanso, de un mes, en el blog.

Hoy para despedirme os traigo la segunda parte de #titoyglosecasan – Nuestra Boda, ya sabéis que el domingo pasado os conté varias cosas que pasaron durante nuestra boda pero que me quedé a medias, ya que el post, sino, era muy largo. Así que hoy os voy a acabar de dar todos los detalles de lo que pasó durante ese día.

Tengo pensado que para acabar esta serie de #titoyglosecasan a mi vuelta del viaje os haré un post con el link al video corto de nuestra boda, así podéis ver todo esto que os he contado en imágenes animadas y os puede ayudar a entender mejor todo lo que pasó ese día.

APERITIVO

Para el aperitivo quisimos poner un buffet con pintxos típicos del País Vasco (ya os comenté que mi marido es de allí y lo quisimos poner como guiño para todos los que vinieron del norte para asistir a nuestra boda), y también pusimos un buffet donde hacían chuletón.

El resto de comida del aperitivo lo iban sacando los camareros. El catering que contratamos para ese día fue Aspic, como ya os comenté en los anteriores posts lo recomiendo 100%, quedamos super contentos con la calidad de la comida y el servicio que nos ofrecieron ese día.

Para los más pequeños montamos una zona con porterías y balones para que pudieran jugar a fútbol y se divirtieran.

No quisimos dar el típico regalo para todos los invitados igual o para chicas igual e chicos también, así decidimos hacer un regalo personalizado y con un significado especial para cada grupo de invitados que asistió a nuestra boda. Como había muchos regalos que dar, los empezamos dando durante el aperitivo.

BANQUETE

 

Queríamos un sitting original y distinto. Decidimos montar una estructura llena de verde por la parte superior y con unas coronas con una pizarra donde se podía ver el número de mesa. Del medio de la estructura colgaban unas cortinas de color rosa (si me leéis de hace tiempo ya conoceréis que es mi  adición con este color) y de ellas colgaban unos bidones (mi chico es Triatleta y lo pusimos como guiño a ello) en cada bidón se podía leer una etiqueta con el nombre cada uno de nuestros invitados.

Para el banquete, desde el primero momento tuvimos claro que queríamos mesas alargadas para, así, mezclar a todos los invitados y no hacer las típicas mesas redondas con grupos separados de gente.

Marcamos la mesa presidencial con una estructura llena de verde de nuevo y con cortinas en rosa palo. En cada mesa decidimos poner una estructura de verde que iba por el medio de la mesa y colgaba por las partes laterales de mesa. Le daba un toque muy natural a la boda y creo que quedó de lujo.

Justo encima de la mesa presidencial teníamos una lampara preciosa que le daba un toque mu especial.

Decidimos poner los cubiertos en dorado mate, la cristalería era distinta entre ella (3 copas de color cristal transparente y una con un toque rosado) y nos confeccionaron las servilletas en rosa palo, para que tuviera consonancia con el que fue, junto con el verde, el color de la boda.

En el centro de la mesa, a parte de la tira con hojas en verde que os he comentado, estaba lleno de candelabros con velas de distintos tamaños, que le daban un toque bohoo muy chulo a las mesas.

Marcamos las sillas del novio y la novia con unas fundas diseñadas en el mismo estilo del letrero que llevaban los pajes para anunciar la llegada de la novia en la ceremonia. En las fundas se podía leer Bride y Groom.

Cuando todos nuestros invitados ya estaban sentados, empezamos el banquete con un baile de los novios (lo quisimos hacer así para romper con el típico baile para abrir la disco). Bailamos una canción lenta que después de un minuto pasaba a una canción movida y que aprovechamos ese momento para tirar conefti y empezar a dar una vuelta por todas las mesas animando, así, a nuestros invitados.

La minuta la diseñamos acorde con los dos colores que predominaron en nuestra boda, el verde y el rosa y con toques florales (ya os habréis dado cuento lo importante que fue la decoración floral ese día).

Los platos que elegimos para que nos sirvieran el menú también iban a juego, en el borde tenían unas flores, eran muy bonitos.

Durante la cena, entre plato y plato seguimos dando regalos a nuestros invitados, tal como habíamos empezado a hacer en el aperitivo.

DISCO

Para empezar la disco a ritmo del “Despacito” invitamos a todos nuestros invitados a beberse un chupito con nosotros y brindar por una noche inolvidable.

Durante la discoteca pusimos un fotomatón donde nuestros invitados se podían fotos con atrezzo divertido y nos podían pegar una de ellas en nuestro álbum de recuerdo. Os recomiendo poner uno, los invitados se lo pasan genial haciéndose fotos, se llevan ese recuerdo de la boda y os dejan otra copia para vosotros en un libro lleno de deseos bonitos. Lo contratamos con @smybox.

Pusimos una self-service de Jagermaister, a parte de la barra de bebida, y la verdad que triunfó entre los invitados.

Fotógrafo: @bodadefoto

Decoración & Organización: @laputasuegra

Espacio: @laroureda

Vestido de novia: @jordianguera

Y hasta aquí el segundo post dedicado a explicaros como fue nuestra boda. Espero que os haya gustado y os haya servido para coger algunas ideas si os encontráis diseñando vuestra boda.

¡Nos vemos a la vuelta de nuestro viaje! ¡Gracias por seguirme cada domingo! 🙂

¡Un beso!

Deja un comentario